Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Despues del guayabo

13 de febrero de 2005

Nuevamente como todos los años hay problemas con Carnaval S.A. Anteriormente era con los grupos, no había patrocinio, no había apoyo, recuerdo que un sábado de carnaval se calentaron tanto los ánimos que muchos decidieron dar media vuelta y desfilar por el barrio Siape y salir por Paraíso; pueden dar fe de ello muchos de los ahora jurados y alineados al Carnaval de la globalización.

Como decía, muchos de estos grupos fueron marginados (obligados?) por presentar un espectáculo soez y vulgar que iba contra las buenas costumbres del pueblo. La representación de los animales a los que aludía el veto, Los Micos, se comportan de la misma manera en el Zoológico de Barranquilla y ningún padre aduciendo que serian un mal ejemplo para los hijos que van formando, no ha propuesto que los eliminen (hasta ahora). Y con las vueltas que da la vida esos mismos marginados fueron los que ayudaron a que la UNESCO nos tuviera en cuenta para declararnos como nos declaro.

Hoy el descontento es por la marginalización del pueblo para apreciar su fiesta. Se crearon los palcos tímidamente, no hubo un proceso de evaluación ni de ensayo, y poco a poco estos colmaron el espacio del pueblo. Ya no hay ni sardinel, ni bordillo para ver a los danzantes. Arranquen pa’la 17, espeto la Directora del ente en una actitud soberbia y marginadora. Se ghettorizo la fiesta. Igual que en la Cartagena Colonial, esperen que nosotros, la elite, elija la Reina y después se la mostramos; Nosotros hacemos la fiesta de Independencia (?) para que ustedes disfruten sin buscapiés, sin ron, sin gozones, sin reinas y demás; Últimamente a raíz de las protestas (si las hay) es que se han rescatado los Cabildos, los desfiles y se ha integrado el reinado popular ahora de la Independencia con el Reinado Nacional. Pa’alla vamos.

Que históricamente no ha pasado nada que lamentar. Cierto. Somos un pueblo pacifico y entre mas nos recorten la traílla, mas remolones nos pondremos. No abusen. Y si, hay cambios; todos los años los hay. O es que aquellos que lanzaron esta afirmación no se han dado cuenta que el bando un año es aquí, el otro allá; que murillo, que la ochenta y cuatro, que el paseo bolívar, etc. Es que nuestra fiesta es un laboratorio de hacer dinero y cada año nos mueven las fichas con el fin de justificar “innovando”
los gastos e inversiones.

Necesitamos un FORO ABIERTO, donde se tomen correctivos y se blinden para que en el próximo retorno LOS MONOCUCOS OJOS VERDES no nos hagan conejo en este el mejor vívidero del mundo.

Vívidero: Tierra de vivos