Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Los no Alineados II

23 de febrero de 2007

Y siguen, después de la avalancha de elogios y palmaditas en el hombro, emergiendo a la realidad opiniones encontradas acerca de los bueno y lo malo de nuestro Carnaval 2007. El turno es para ERNESTO McCAUSLAND SOJO que escribe en su columna de El Heraldo

Asumo el poco gratificante papel de aguafiestas en esta columna de viernes de post-carnaval que habitualmente lleva por nombre “Lo bueno, lo malo y lo feo del Carnaval”. He escuchado y leído eufóricos partes de victoria que me intranquilizan, no tanto porque correspondan a una realidad muy diferente a la que se viene viviendo en Barranquilla, sino porque descuella la impresión de que no hay lecciones que aprender, ni graves problemas que remediar.

Francamente no entiendo cómo puede cantar victoria una entidad con los gravísimos problemas de imagen que tiene la Fundación Carnaval de Barranquilla. En los medios marginales, la Internet, las esquinas, la célebre “radio-bemba”, circula una avalancha de opiniones que ameritarían la intervención de un titán de las relaciones públicas. Más allá de la palabra callejera, que en Barranquilla suele ser inclemente y demoledora, hay un grave peligro y es que cada vez más actores del carnaval consideran que están siendo utilizados para una multimillonaria feria de palcos, una tendencia que bien puede terminar demoliendo los cimientos participativos de la fiesta.

LEER CRONICA: EL HERALDO / Editorial / Como es y como no es

Los no alineados a la oficialidad siguen opinando acerca del Carnaval que acaba de terminar. Este comentario es parte de un largo post escrito por Roberto Ferro en su blog.

...(Creo que deberiamos dejar de ser tan hipócritas en eso del disfrute del Carnaval. Como carajo van a gozar de la mas popular de sus fiestas las gentes de los barrios La Luz y La Chinita, por ejemplo, cuando cualquiera de sus habitantes no tiene los medios para comprar un palco y las autoridades de policia no lo dejan a entrar, a él y a su familia, a la Via 40 a ver la Batalla de Flores o la Gran Parada porque no muestra el boleto que le da derecho a encaramarse en una de las graderías que esos avispados hombres de negocio levantan en un dos por tres en la Via de las Carrozas y de las Danzas).

Los señores de la Junta del Carnaval se sienten unos personajes (pecho henchido y sonrisa de oreja a oreja) cuando escuchan los “elogios” que sus amigos y corifeos hacen de su tarea de “dueños” de la fiesta. Ellos se sienten como los dueños de los Circos, exhibiendo el trabajo de los otros, de los que sudan y sufren todas las incomodidades posibles, para que el “público” se divierta.

LEER POST COMPLETO:
TERMINO EL CARNAVAL “OFICIAL” Y CONTINUA IMPARABLE EL “OTRO”. COMO LE FUE A USTED?



Votemos todos por el Muelle!

21 de febrero de 2007



Amigos, aprovechemos esta oportunidad y logremos que nuestras maravillas costeñas queden dentro de las siete elegidas en esta convocatoria del periódico EL TIEMPO

El link directo es:
http://www.eltiempo.com/7_maravillas/home/index.html

Allí eligen las siete que su parecer les dicte. Eso si, sin olvidar a nuestro querido Muelle de Puerto Colombia.


1. AÑORAR LAS FIESTAS SOBRE TODAS LAS COSAS

Cual Lazaros, uno a uno, se iban irguiendo y enfundados en alegrías blancas trataban desesperadamente de entrar al día, mientras a lo lejos, una larga fila de seres helados, con cruces frontales, caminaba lentamente.

Eran las nueve de la mañana y se oía un rumor infinito que ansiaba regresar.

De la serie de cuentos breves EMPARRANDAMIENTOS

Emparrandamientos

torito

3. NO FORNICARAS EN VANO

El miércoles cuando el cura lo conmina a quitarse la máscara para colocarle la cruz de ceniza, Ifigenia deja escapar una lágrima y abandona presurosa la Iglesia sus sospechas eran ciertas y, Alfonso Fontalvo por más que jurara, no podía saber como ella sabía que los minotauros viven para siempre.

De la serie de cuentos breves EMPARRANDAMIENTOS

Toritos


Usan piercings, aretes y gomina; se peinan despeinándose y cortan al rape modelando su look como el que más. Se agitan al ritmo del regueton y quizás hasta la ropa ancha usan, pero ante todo Congos.

Daniela


daniela
Originally uploaded by gbtgmz58.
Que viva la reina, que viva la reina, que viva la reina
que también se mueve…


Leyendas




Dicen los más viejos que no hay ningún misterio. Cuando la niña comienza a bailar cumbia y lo hace bien se le dan unas palmaditas en la cabeza a manera de felicitación y así hasta cuando grande.

De tantas felicitaciones la cabeza se les aplana y así puede acomodar el fondo de la botella y balancearla. El resto es leyenda.


Ellas ríen felices. Saben el efecto que causan en los hombres; ese desespero, ese querer correr de ellos ante un eventual accidente. Ellas ríen felices y danzan al son de la tambora y el pito traverso, ellas saben.

Pero dime tu querido ínternauta, si no harías lo mismo. Si, en pleno goce de Carnaval una mujer danza frente a ti con una botella licor balanceada en tu cabeza, ¿tú no correrías a detenerla, a que se dejara de eso, que eso no son juegos?

Pero no puedes, ellas ven tu intento y ríen y se alejan y ríen. Y al final solo queda un aroma de perfumes, un eco de sonrisas y ese temor latente, ¿Será que el parejo – ese irresponsable que permite esto - estará pilas para cuando se le vaya a caer y evitarlo? Porque estoy seguro que ayudantes no faltaran.

Quitémonos las mascaras

20 de febrero de 2007

Leer antes de comentar. Creo que antes de emitir cualquier comentario debemos leer este magnifico articulo de la periodista Lola Salcedo y publicado en el periódico EL HERALDO, donde todo esto que esta sucediendo con nuestra fiesta es analizado de la mejor manera para que no queden dudas y si nos quitamos la mascara veremos que lo vaticinado se cumplió.

... creo que: disciplina: mata carnaval. Organización: aniquila imaginación. Milimetría: acaba espontaneidad. Cuadriculación: anula trasgresión.

Y el resultado va siendo una fiesta donde algunos visten trajes folclóricos y otros disfraces, un espectáculo parecido a un carnaval pero distante de todas sus tradiciones, usos y costumbres.

LEER TEXTO COMPLETO:
Lola Salcedo / El Heraldo / Editorial / ¿Carnaval para qué?


Herederos del bordillo

19 de febrero de 2007


Imagen tomada de EL HERALDO

No se, me dejó al regresar a casa un sabor como a que me tumbaron. Ese exclusivismo, ese solo ingreso de quienes se han dejado marcar con un boleto, esa rigidez hitleriana que le quieren imponer a este desorden milenario hace que hasta el Ron blanco se agrie. Solo falta como manifestó alguien en otro blog, BBM, que prohíban la música y el siguiente año el disfraz.
Esta entrada correspondiente a una opinión expresada en el post anterior me sirve de introito para publicar parte de EL OTRO CARNAVAL, crónica publicada en el diario EL HERALDO al día siguiente de La Batalla de Flores. apartes de la nota de prensa:
TESTIMONIOS

“Esto es triste; todo está privatizado”
Jair Núñez y su mujer salieron del barrio Santa María, al sur de Barranquilla, con la ilusión de que sus cuatro hijos se gozaran la Batalla de Flores. Pero, como muchas otras familias, tampoco pudieron lograrlo a pesar de estar a una cuadra de la Vía 40. A ellos los encontramos detrás de la fábrica de juguetes Kico, aguantados por un retén que cuidaba la Fuerza Aérea. “Veníamos a distraernos, pero no se puede. Esto es triste. Todo está privatizado”, rezongó.

“¡Esto vale un mes de comida!”
Norberto Reyes es uno de esos desempleados que día a día asume sus responsabilidades familiares y hace muchas cosas a la vez para subsistir, tanto que, jocosamente, lo llaman... ‘De Todito’. Por eso, cuando supo lo que le costaría sentarse con su familia en los minipalcos que encontraron en el sitio donde pensaban ver la Batalla de Flores, ‘espepitó’ los ojos y exclamó: “¡Nojoda, 480 mil barras, eso es un mes de comida en mi casa!”. “Prefiero —agregó— irme para la casa, poner Telecaribe, compramos arroz a la valenciana, comemos todos, nos metemos unas frías y nos queda plata”, agregó, como para pasar el sinsabor de haber encontrado cientos de palcos regados en la acera oriental. “El pueblo necesita ver su Carnaval y se viene temprano, pero no encuentra donde divertirse. Entonces, ¿qué vamos a hacer?”, se quejó impotente.

“¡No se sienten en el bordillo!”
El infante Buelvas fue claro: “Ustedes no pueden sentarse en el bordillo”. La prohibición era para una familia carnavalera que llegó a eso de las 9:30 a.m. al frente de la fábrica Tusica, a ver uno de los desfiles más esperados del año: la Batalla de Flores. Entraron por la calle 58, y como todo estaba solitario decidieron asegurar sus puestos en el bordillo, a un lado de los minipalcos allí instalados. “No hay plata para este gasto”, confesó el padre de familia. Rodeados por varios uniformados de la Marina, los llevaron entonces a un espacio ubicado entre dos de los palcos institucionales construidos al frente. A la 1:13 de la tarde lo volvimos a encontrar y entonces se lamentó: “Miren ustedes cómo ahora está lleno el bordillo y no dicen nada, mientras nosotros nos encontramos aquí, en este corral, de pie y en medio de incomodidades”.

“Qué vergüenza con mis invitados”
“Parce, el palco no está abierto. Yo compré estas boletas, porque somos quince personas, y vengo con unos amigos de Australia y Canadá, y nos ha tocado acomodarnos en el piso, pues vendieron boletas y los palcos no los hicieron. El mío es el 554 y llegaron solamente hasta el 530. En otros casos, pasaron del 503 al 524, y los de esos minipalcos tampoco encontraron nada. Esto es un desorden, es una mierda. Yo prefiero tirarme al piso y tomarme unos tragos. Ya perdimos la plata...”. Quien hablaba era una agraciada paisa que, desesperada, iba de aquí para allá buscando una solución a lo que ella llamó “vergüenza con mis invitados”. Y eso que pagó minipalcos.

LEER MAS:
El otro Carnaval / Frustradas miles de familias b/quilleras

No se, me dejó al regresar a casa un sabor como a que me tumbaron. Ese exclusivismo, ese solo ingreso de quienes se han dejado marcar con un boleto, esa rigidez hitleriana que le quieren imponer a este desorden milenario hace que hasta el Ron blanco se agrie. Solo falta como manifestó alguien en otro blog, BBM, que prohíban la música y el siguiente año el disfraz.

Sigo manteniendo que estamos en manos de los herederos de esa generación que prefería irse a otros lugares para no ver esa merienda de negros que era y sigue siendo nuestra fiesta para ellos. Ellos, los herederos de esa ‘tradición’ se acostumbraron a eso, a que los atendiera, a no ensuciarse con arena de playa porque es mañé; a mantenerse impecables; a burlarse de aquellos a quienes el Dios Momo ha elegido como sus cómplices en esos cuatro días y andan embadurnados de harina, hartos de ron y bailando por doquier.

De esos estamos llenos, de los que aprovechan cualquier medio para criticar la echada de maicena porque me daña el blower y me ensucia la camisa que es lo IN en esta temporada. Dos traguitos y ya porque para que emborracharse; bailar un rato y eso si, hacerlos en los sitios también IN para que nos vean y digan que como gozamos el Carnaval sin saber que con su gesto, sus criticas nos están convirtiendo en una feria.

LEER MAS:
EL OTRO CARNAVAL

Rueda de cumbia en pleno siglo XXI. Cuando la amplificación de sonidos es parte de nuestra cotidianidad, donde aparatos súper pequeños impensables en otras épocas son nuestros nuevos juguetes, Arlinton Lizandro Polo y sus cómplices mantienen viva la tradición, bailar cumbia – los cumbiamberos - alrededor de un grupo de cumbiamba.

Un espacio donde cuatro pelagatos se mantenían ahí, para que los músicos no recogieran y se fueran hoy ha sido colonizado por más de diez mil personas constituyéndose en el termómetro de nuestro carnaval, en una muestra que lo autóctono prevalece sobre lo que sea.

El próximo año vamos a ver como es la cosa pues no creo que nuestro Monseñor Tamayo abra las puertas de nuestra Catedral para que quepamos todos y rodarla lo veo bastante difícil

Muestra de unos de los festivales mas famosos de nuestra costa Caribe. Cantadoras de bullerengue de la Región de Uraba, de Palenque, de muchas partes se dan cita para alegrarnos el corazón y de paso obligarnos a mover el carnaval dos días antes con el fin de que las podamos apreciar. Gracias al IDCT por el favor recibido.

Un hit se anoto el Parque Cultural del Caribe con esta nueva versión de LA NOCHE DEL RIO. Muy a pesar del entorno que rodea a este espacio cultural la asistencia es masiva y el espectáculo sin igual. Cantadoras de todos los rincones escondidos de las riberas del rio de la Magadalena se dan cita, vistiendo sus mejores galas y presentándonos versiones originales de cantos que otros han comercializado.

Ojala este espectáculo, así como La Noche de Tambo – pa’bailar cumbia de verda verda – se mantengan así, apoyando las expresiones culturales de la Fundación Carnaval S.A. y nunca dejándose absorber para que no terminen comercializándose como sucedió con el otrora famoso Festival de Música del Caribe.

Carnaval de Barranquilla

16 de febrero de 2007


Hoy es viernes. Víspera de la gran fiesta, la fiesta, El Carnaval de Barranquilla. Desfilaran las danzas ancestrales, bailaran las cumbiambas y sonaron los pitos traversas los sones milenarios de los aedas de este Caribe sincrético.

Los que lograron un cupo en este maremagnum, bienvenidos; los que no resignados junten esperanzas para el próximo, que estamos seguros siempre será mejor que este.

Saca tu capuchón, tu antifaz, disfrázate de monocuco o marimonda; empínate una botella de gordo lobo y coloca en tu cuello una sarta de huevos de iguana o butifarras y dale rienda suelta al goce, porque el aguanto, aguanto.

Harina, Espumas y Prohibiciones

13 de febrero de 2007

Pobre Daniella, nuestra bella reina del Carnaval 2007. Asesores y demás la han embarcao en un papelón de guarda de los valores ciudadanos; la han disfrazado de intensa con lo de la maicena, el agua y la espuma. Ella, se ve falsa, como recitando las líneas de una mal rol. Pero fresca Daniella, que uno de esos faunos del Dios Momo –que es quien por estos tiempos de carnestolendas rige el comportamiento de los seres humanos – llego con un mensaje que creo pone punto final a tanta cháchara que a la larga solo beneficia el bolsillo de los ‘asesores’ que buscan cualquier tema - por mas traído de los cabellos – para justificar su sueldo.

Es como si tu fueras con un gran saco lleno de mascaras y se la fueras colocando a quien te tropezaras en tu camino, así somos nosotros, no basta con nuestra alegría contagiosa sino que queremos que el otro también se disfrace, se enmascare y lo hacemos de la manera mas sencilla con harina, con agua y ahora con espumas; solo es eso el querer disfrazar al otro así como nos disfrazamos nosotros mismos.

Mascaras de Carnaval

10 de febrero de 2007

¿Por qué le preocupa que el carnaval sea muy turístico?
Porque vivimos el proceso de degradación del Carnaval de Venecia. Fue el más esplendoroso de Europa y, de pronto, no existió más. Por eso, después de la guerra llamaron a mi padre para reinventarlo. Él hizo la labor de traer un Carnaval de la nada a la vida.

¿Cómo se degrada un carnaval?
La gente descubrió cómo hacer negocio con la máscara, que se podía vender al turismo, y perdió su esencia. Entonces, viene la degradación del carnaval, que no funciona como una expresión de arte a la vida sino como una fiesta para vender cositas.

¿Cómo debe ser el carnaval?
Debe reflejar el carácter de la región a la que pertenece.
Las anteriores afirmaciones son parte de una entrevista realizada a Donato Sartori, fabricante de máscaras de talla mundial, uno de los invitados al Carnaval de las Artes que se lleva a cabo en la ciudad de Barranquilla, publicada por el diario EL TIEMPO. Son verdades de a puño que se pueden aplicar a cualquier manifestación cultural, tanto al “artista plástico” que gracias a una habilidad termina repitiéndose infinitamente como a nuestro Carnaval.

Pero son verdades que muchos de los del patio han manifestado y que nadie les pone bolas. Lola Salcedo publico en su columna, El Heraldo / Editorial / ¿Carnaval para qué?
“va siendo una fiesta donde algunos visten trajes folclóricos y otros disfraces, un espectáculo parecido a un carnaval pero distante de todas sus tradiciones, usos y costumbres”,
Ojala estas afirmaciones no queden en saco roto y los dueños del Carnaval turístico, la Fundación Carnaval de Barranquilla y demás arandelas se den por aludidos porque para allá vamos.

LEER MAS:
EL TIEMPO / Máscaras, creación y humor en tiempos de carnaval

Hoy día en que se celebra LA GUACHERNA, desfile de carnaval nocturno, donde se le mide el pulso a la festividad en sí hemos recibido una mala noticia. Parece ser que Joe Arroyo, el ganador de todos los congos del Carnaval de Barranquilla se encuentra delicado de salud en una clínica de la capital del país, Bogota. Precisamente tuvo que viajar allá para adelantar los trámites de su visa a EE UU para una serie de presentaciones que emprendería a penas se terminaran las fiestas de Carnaval. Desde aquí hacemos votos por su pronta recuperación.

ACTUALIZACION: Ya el Joe esta recuperado. Ya el dueño de todos los Congos, el cantor de tamboras, chandes y pajaritos esta de nuevo al ruedo. Asi que como siempre Barranquilla vibrara y gozara con su voz melodiosa, la voz del Carnaval.

JOE DE ESQUINA A ESQUNA

7 de febrero de 2007



El siguiente texto fue escrito luego de asistir a la video-tertulia que en homenaje al JOE ARROYO realizaron el IDC y Rafael Bassi Labarrera en los Jardines del Hotel El Prado de la ciudad de Barranquilla.


Las esquinas no son iguales en tolos laos. Y anoche nuevamente lo corroboramos. La Vídeo tertulia, ese espacio cómplice de aglutinamiento en torno a una pantalla de amigos que se invento R. Bassi fue sacada del salón de siempre y puesta ahí, en una de las esquinas de los Jardines del Hotel del Prado. Y hasta allá llegaron los manes de la esquina. Rafa saco sus rollos y nos lleno de nostalgias la noche; en una ventana que coloco al fondo e ilumino con recuerdos, desfilaron Jimmy salcedo, Jairo Licazales, Joe Madrid, el man de la Manricura , Piper Pimienta y muchos otros que partieron a sonar en otros cielos.

La esquina estaba prendida – literalmente hablando Cachaco – y todos estábamos a la espera como en la novela. Hasta que por una de las esquinas de la esquina entro el homenajeado, con caminar parsimonioso como llevando el son a ese son que latía en el ambiente de truenos en Do y silencios en Re.

Y todos los que estábamos achantados en el sardinel de sillas nos levantamos y batimos palmas y sonaron aplausos en clave de sol. El gran Joe había cumplido la cita. El cachaco de la esquina empezó a pedir frías emocionado.

El ambiente se lleno de sonrisas nerviosas, nudos de gargantas ojos empiscinados. Hay estaba el rey, el ganador de todos los Congos, el dueño de la noche. Hay estaba el Joe, echao pa’lante.

Alguien organizo un discurso, vacile de esquina; alguien levanto una copa y de la nada también se levantaron sus viejos cómplices, esos que vinieron a dar las gracias por el favor recibido de haber tocado con El. Se apropiaron de los metales, cueros, teclas blancas y negras y pitos traversos y el milagro se dio, Joe se levanto, canto, improviso, rió y recordó.

La lluvia hizo presencia intentando colarse en el homenaje pero nadie entendió el mensaje así que corrimos a guarecernos mientras a lo lejos la Danza del Torito, con los versos de Mingo Pérez nos anunciaba que ya llega la fiesta, la fiesta de carnaval, la fiesta del Joe, La Fiesta del Dueño de Los Congos de Oro.
A LOS AMIGOS QUE SIEMPRE NOS LEEN


Después de asistir a la video-tertulia del Instituto Distrital de Cultura y Turismo de Barranquilla – en la Galería Distrital ubicada en el Hotel el Prado – que se realiza todos los martes, esta vez dedicada a la música tropical, el músico Johared Hernández Camaño, trabajador cultural de vieja data, radicado en Bogota, lanzo una interesante propuesta: Desde ya realizar una base de datos cono todos los sones, letras y demás aspectos concernientes nuestro folclor Caribe con el fin de que las futuras generaciones tengan de donde beber. Ojala no haya quedado en el aire y alguien logre atraparla y hacerla una realidad.

Siguiendo con la historia

3 de febrero de 2007

Después de escribir el post anterior, hoy, en la edición online del periódico EL TIEMPO encuentro que han reseñado todo un dossier acerca de los problemas del departamento del Atlántico y su capital Barranquilla. Hagan clic para conocer una crónica que hace mucha claridad sobre la actualidad en esta región.

Así fue cómo los paramilitares se tomaron el departamento del Atlántico. EL TIEMPO reconstruyó la ruta de las Auc en esa sección del país, que hasta finales de los 90 estuvo lejos de la guerra.

Leer artículo relacionado:
Una viuda permitió que las Auc se infiltraran en Soledad

Intentando seguir la historia de la urbe

2 de febrero de 2007

Hay blogs en diferentes partes del mundo que se ocupan de manera minuciosa de los aconteceres diarios de su entorno. Pero don espacios que no generan la cantidad de noticias como el nuestro, ni las amenazas, ni los cambios de pareceres.

A partir de diciembre del 2006 se han originado una serie de acontecimientos en nuestro país que terminaron desbocados en nuestra ciudad – Barranquilla - . Veamos el día a día:

Después de analizar algunos archivos del famoso computador retenido a un lugarteniente del jefe paramilitar ‘Jorge 40’ varios congresistas terminan siendo investigados. Hasta ahora no ha pasado nada. Los denunciaron, apelaron y siguen ejerciendo sus cargos.

El alcalde de la ciudad de Barranquilla – Guillermo Hoenigsberg – investigados por sobrecostos en la remodelación del edificio de la Alcaldía es condenado a tener la casa por cárcel; Su jefe político termina acusándolo de tener relaciones con el arriba señalado jefe paramilitar y de haber recibido dineros para financiar su campaña a cambio de un terreno baldío situado a las afueras de la misma ciudad. Pero, de un momento a otro se inventan una reestructuración urbana de la ciudad y se decide hacer una Avenida paralela al río y que pasara por el antes mencionado terreno (?)

Ahora nos explicamos porque la mencionada Avenida nunca ha sido definida por ninguno de los implicados. Primero la denominaron Avenida León Caridi, escenario de los desfiles de nuestro Carnaval; mas tarde algunos avisaron del problema que esto representaría; una sola via de entrada – la carrera 46 – un espacio colindante con un barrio violento, como no hay vías de circulación aledañas no hay transporte, en fin no hay nada. Entonces voltearon la arepa y el Director de Educar manifestó en una entrevista televisada que no, ya no se llamaría Avenida Leon Caridi sino Avenida al Río y seria como una especie de parqueadero de mulas para un nuevo puerto que se abriría en esa parte de la ciudad, que tal?

Pero retomando el hilo, resulta que además de los terrenos este drama incluye asesinatos, atentados, censura de prensa, censuras personales, enfrentamientos de clases y de políticos, en fin, de todo como en botica, notas diarias que atiborrarían cualquier sitio. Esperamos que en estos tiempos preelectorales sepamos desde ya elegir con cuidado quien nos va gobernar y no elegir burgomaestres por menos de diez mil votos.

LEER MÁS:
Preocupan desfiles de Carnaval en Avenida del Río
Alcaldía de 300000 votos
B/quilla – La Coronación Anticipada de José Name Teran

1 de febrero de 2007

Technorati Profile