Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Carnaval

23 de enero de 2006

Afiche oficial
Ayer, 21 de enero, comenzaron los pre-carnavales. Ese revoloteo de mariposas que se afianza en todo tu cuerpo y desespera tu rutina. Faltan poco menos de un mes para que una ciudad, una región-ciudad, un país-ciudad, de rienda suelta al goce total. 96 horas de rumba, de jolgorio, de vacile, de sexo, de licor. Y el que aguantó aguantó.

Playas desechables

21 de enero de 2006

De vacaciones en una afamada playa de nuestro país vimos horrorizados como el cuento no eran las aguas malas ni los candiles ni las anémonas, eran esos objetos de color blanco en la mayoría del cuerpo y amarillo pardusco en el centro, que flotaban a tu rededor como si nada pero contaminando todo, los temibles pañales desechables. Esos que por ser 'desechables' las madres tiran en cualquier lado, dejan flotar en cualquier playa y que están creando un problema ecológico de gran magnitud. He aquí la nota completa:

¿Pañales desechables o pañales lavables? Tal es la cuestión

Este es el interrogante del que vuelven a ser objeto las sociedades de consumo frente al cuidado de los bebés.

En nuestra sociedad, "las mujeres tienen ahora los hijos a una edad en la que son más conscientes de lo que pasa en el mundo, de las catástrofes ecológicas y problemas medioambientales", dice la británica Annette Kuester, de 32 años y embarazada por primera vez.

El problema de los pañales forma parte de esas preocupaciones, con argumentos contradictorios. En la fabricación de desechables se utilizan productos naturales, como el papel (a base de madera), y químicos, como los polímeros superabsorbentes, que hacen que las nalgas de los bebés permanezcan secas.

Via: EL TIEMPO.COM – Vida de hoy – ¿Pañales desechables o pañales lavables?


COMERCIALES AL BOSTEZO

10 de enero de 2006

Ojala no solo Carnaval S.A. sino que todos los barranquilleros hayan seguido los informes de las ferias –ahora acarnavaladas- y carnavales en blanco y negro y se hayan dado cuenta como la estandarización del goce convierte las fiestas en rutinas de bostezo.

Una lluvia de espumas –efímeras, volátiles- fue el telón de fondo a la tan cacareada alegría de otros escenarios. ¿Donde el disfraz, orgasmo colorido pa'la retina?, ¿Donde el polvo perenne, mascara de alegría?; ¿donde la música fiestera?; ¿do?

Pilas, que nos sirva de ejemplo y blindemos desde ya nuestro goce a tanto avivato que piensa que con una lata de espumas, un yin, una camiseta de vivos supermercados y sentado todo un día en una silla o un palco –ambos superincómodos- estamos gozando full de nuestro carnaval.

Olvidémonos de esos estereotipos, de esas cajitas felices que nos venden la radio y los mandamases de las fiestas y salgamos a bebernos nuestra fiesta. Metámonos de sapo en cuanto desfile. Hagamos de la papayera y millos nuestra banda sonora y montemos nuestro espectáculo en cualquier esquina. Disfrazados ya sea de mujer, de hombre, de enano, escribamos letanías, pintémonos con maicena, echémonos de cuanta vaina, bebamos de cualquier caño. Así lo hacíamos antes, éramos más felices y no pasaba tanta vaina como hoy.

technorati tags: ,

Barranquilla, Eusapia soñada imaginada

5 de enero de 2006

Las ciudades invisibles de Calvino intentan definir desde muy adentro nuestros imaginarios urbanos. Así, algunos de nosotros viven en Leonia, esa ciudad que se rehace todos los días; tal vez aquellos que la miden con esperanzas, buscando la senda que les brinde el sustento diario. Rehacer, Rediseñar, recomponer para no ser invadidos por el tedio.

Otros, quizás más llenos de Sol habitan en Eusapia; refugio de quienes los persiguen sus afanes. Goce total. Todas son el entorno de tus sueños así te sientes a dibujarlos desde un sardinel.

technorati tags: , , ,

Urbes soñadas

La Aldea de que nos hablaban hallo su definición exacta en el proceso mundial de globalización. Hacer del mundo una sola vitrina, de moda, de música, de cine, en fin. Una inmensa babel donde todos visten igual para marcar diferencias, comen lo mismo para estar en línea y sufren las mismas enfermedades de moda. Y es en este proceso cuando nuestras las ciudades comenzaron a perder su identidad, sin planificación crecieron por modas, por caprichos de clases, generando diversos centros. Se volvieron policéntricas.

Desdeñamos el espacio primigenio para ser más cosmopolitas, para diferenciarnos; luego, las nuevas generaciones llegaron y crearon sus centros. En este proceso se desdibujaron las fronteras; lo residencial se redujo y permeó por lo comercial que se amplió generando de paso espacios de miedo por la soledad en que quedan estos cuando las temporadas se agotan o hay migración a nuevos centros.

Hoy la moda es volver al centro, a la génesis; Vemos como cuadrillas de obreros intentan maquillar el deterioro para que nos embauquen con el pretexto de la nostalgia, (No hay marketing más efectivo que esta) y terminemos comprando un pedazo de ciudad desdibujada, maquillada, rememorada en tardes de te pero no vivida, no imaginada.

Preguntémonos ¿para qué reconstruir un centro si podemos preservar otros espacios mas populares y llenos de vitalidad?

technorati tags: , ,

A próposito de Carnavales...

La otra noche a la salida de una tertulia me tropecé con uno de los actores del Carnaval. De esos actores de verdad. Y comentando de todo un poco me manifestó que ellos están muy dolidos por la manera en que CARNAVAL DE BARRANQUILLA S.A. los trata.

Parece ser que la tan cacareada tradición solo sirvió para ganarse los títulos que se obtuvieron –patrimonio intangible y demás- y que en los viajes promociónales solo van los otros actores esos de academia y oropeles.

No ellos, que con más de cincuenta carnavales a cuesta, con ríos de ron blanco atravesados a pico de botella y midiendo pavimentos para ver cuantos pasos faltan para la totuma de guando, solo los llaman para sisarles el presupuesto anual para gastos de la danza o comparsa y someterlos a un programa de eventos para beneplácito de locales y foráneos.

technorati tags: , ,