Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

A raíz del paro programado para este 21 de noviembre muchos se han involucrado para hacer esta una jornada sentida, recordada. @amaliaandrade_ subió este trabajo para estampar camisetas. Este es un ejemplo

La vida cotidiana

17 noviembre 2019

Hoy comienzo el día de ayer
con palabras y con deseos:
ya los zapatos tienen polvo
de mañana: sin excepción
los actos se me vuelven huellas.

Vemos al ciervo y hasta a veces
llega a beber en nuestras manos,
pero la sed se le hace vieja
como un abuelo entre los labios.

Somos del hoy, mas lo que hacemos
pertenece al pasado, somos
la fuente que se queda: el agua,
quiero decir, la vida, pasa.

A mi oído llegan las voces
que mañana diré, mañana:
la suerte mía de callar
con la palabra de otro día.

Si se lanzara el sueño al aire
como unos brazos, si una red
—del ayer a lo que seremos—
nos circundara! Pero todo,
todo lo que hago es ya pasado.

Ahora yo que soy recuerdo
me miro adentro y huelo a solo,
y muy vagamente distingo
al abuelo que está en mi rostro.


Todo es citable, pero me quedo con esto:

    Las citas resultan útiles en los períodos de ignorancia o de creencias oscurantistas. Las alusiones, sin comillas, a otros textos de muy reconocida fama, como se hace en la poesía clásica china, en Shakespeare o en Lautréamont, deben quedar reservadas para tiempos más ricos en cabezas capaces de reconocer la frase anterior y la distancia que ha introducido su nueva aplicación.

Hoy en día, cuando la ironía misma no se comprende siempre, se corre el riesgo de que a uno le atribuyan con toda confianza la cita, que además podría incluso ser reproducida apresuradamente de forma errónea.



Como pasa el tiempo, un blog que nació como un espacio para hablar de la ciudad que habito, Barranquilla, termino relegando a Caribanía magazine que era el sitio de batallas, a un segundo lugar. A la larga termino absorbiéndolo.

Hoy un poco dejado por la presencia e inmediatez de las redes sociales, por ejemplo Twitter, también ha sufrido la dejadez. Esperamos el 2020 empezar con toda y recobrar la presencia que siempre hemos tenido.

Gracias  a los que nos leen, los que nos visitan y sobre todo a los que opinan

AMOR

08 noviembre 2017

¿De dónde viene la palabra amor, dónde vivía antes de mudarse al latín, amor, amoris, y de allí al provenzal (amor), al francés (amour), al italiano (amore)? ¿Cuál es su oscuro origen? Algún sabio sugiere que amar viene del verbo sánscrito kam, desear; y aun otro lo refiere al verbo am, de aquella misma lengua, que significa estar enfermo. Estar enfermo de deseo. ¿Será eso amar?

Yo escucho, sin embargo, un mantra remoto. Un jadeo ancestral y sexual de cuerpo y boca abiertos en AH, AH, A, A, A, que se remansa, aún ansioso, en la nasalidad meditativa de la M, MM, MMM, hasta acabar de pronto en esa OH, OH, O, cerrada, perfecta y circular, que es como un orgasmo que nos precipita al abismo interior... AMOR.

Síntesis de lo abierto y cerrado, del principio y el fin, alfa y omega, compás bisílabo de yin y yang, ritmo del mundo, vislumbre del Tao. Algo divino hay en esta palabra, como en todas.




Tomado de 10 palabras que conmovieron al mundo