Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Somos Caribe, caribeños?

30 de septiembre de 2010

Pedí a mi corazón, que me inspira la razón.
  Y el corazón se me lleno de Lucho, Galán y Hernández, 
de cumbia guaracha y salsa picante,
de Matamoros, Escalona y Beny Moré,
de vallenato, de merengue puro de Juan Luis Guerra, 
de Billo Frometa y Rubén Blades.

Y entonces se me rellenó la boca
de puro orgullo y le contesté:
caribe soy, soy, soy, a mucho honor,
y ahí donde dice señas particulares,
ponga caribe soy, caribe soy, soy, soy

Somos Caribe, caribeños? Gozamos y sentimos esa caribeñidad de la que hablan los entendidos? Y no saquemos pecho ahora gritando que somos Caribe porque vivimos a la orilla de ese mar o porque no gusta ese pescado o porque bailamos cumbia o… No. Creo que nosotros estamos muy lejos de ese Caribe que creemos habitar, más cerca están los paisas y vallunos. Creyéndonos que Pacho Galán o Lucho Bermúdez o cualquier otro de esos citados por Cabas se oyen a cada raro en el dial.

Y es algo tangible, cuántos de nosotros sabemos que el rondón es un plato tipico de San Andrés? O de cualquier otra de las islas que pululan en el sector? O que se está produciendo musicalmente en esas islas aparte del baile del perrito? Lo más cercano a saber esto es la muestra que nos trae barranquijazz cada año, del resto vivimos en un ostracismo creyéndonos el ombligo del mundo; que somos los más felices, los más bailadores, los más carnavaleros mientras el Caribe, ese marenostrum se aleja cada día mas anclándose en un Mediterráneo que goza con todo su imaginario.

Vivimos preñados de un anecdotario que nos creemos al pie de la letra. Ni en lo deportivo nos acercamos, el beisbol que manda la parada en el resto del circuito es aquí aprovechado por un puñado de narradores que creen que vivimos pegados al televisor viendo cualquier serie. Hey son 10 gatos na’mas.

Excepciones las hay, personas inquietas las hay pero atrevernos a ir hasta allá y dejar por un momento de lado todos esos estereotipos que nos mantienen atados a una falacia prefabricada, no creo. En los mejores momentos del Festival de Música del Caribe o el de la Luna verde se lograron muchas cosas hoy olvidadas. Oímos el Si Si Colombia, si si Caribe y creemos que es jingle de una campaña política en el mejor de los casos cuando no parte del himno de nuestra selección, pero hasta ahí.

Creer que por oír reggaetón a la lata o rapear ese hip hop mal copiado somos ya personas de mundos desarrollados cantando nuestras miserias; No, ser Caribe es más que eso; es una actitud frente a la vida, a la realidad; es mirar de frente y sin medios un horizonte infinito. A lo mejor creo que necesitamos una caribeñidad mas diciente, mas de integración sin preocuparnos lo que suene en la radio o traigan de moda los mayaminenses.

Gracias... por fin una

24 de septiembre de 2010

Así titulo @bacteria esta caricatura que consideramos de interés y por ello publicamos.

santos1

Así ha llamado el periodista Oscar Collazos esta columna donde recoge sus impresiones acerca del futuro que les depara a las megaurbes. Lean y comenten sus impresiones comparándola con la realia que vivimos en el día a día en nuestra ciudad.

La ciudad y el caos

Óscar Collazos. No me hago muchas ilusiones: los colombianos que vivimos en ciudades con más de un millón de habitantes tendremos que acostumbrarnos a vivir en medio del caos. Las ciudades seguirán engullendo las periferias rurales de antes y cada día cobrará más fuerza lo que Carlos Monsiváis llamó "la demasiada gente".

Como no se pueden frenar las migraciones del campo a la ciudad, estas se convierten en activos sociales del caos. Como no se hacen verdaderos esfuerzos para formalizar el empleo, se acepta como mal menor el sucedáneo de la informalidad. Es más barato para los empleadores, pero más caro para el Estado, que debe vérselas con su impacto. Y para los ciudadanos, que debemos modificar nuestros comportamientos, no en función de la convivencia humana, sino del instinto defensivo de los animales.

El modelo de crecimiento que nos hemos dado emula a las megalópolis existentes: Ciudad de México y Río de Janeiro. Bogotá está "invirtiendo" para tener, dentro de 20 años, 15 millones de habitantes. Los urbanizadores seguirán construyendo para ricos, pobres y estratos intermedios. Son ellos, y no los gobernantes, los que deciden a veces el modelo de crecimiento urbano, proporcional a sus ambiciones.

Los gobernantes hacen, en el mejor de los casos, el papel de administradores del caos. Muchos cogerencian su maquinaria empresarial. Se encuentran con un problema: la cultura ciudadana, que haría posible un mayor grado de convivencia, depende del mayor o menor equilibrio entre necesidad y solución satisfactoria, del equilibrio entre la sanción y la permisividad. "La demasiada gente" implica más soluciones: de transporte, de salud, de vivienda, de seguridad.

La calle es el espacio donde se trabaja, se sobrevive ingeniosamente y se delinque. Esto ha vuelto problemática la relación entre el derecho al espacio público y el derecho al trabajo. Con soluciones razonables y justas, tal vez se consiga que el derecho al trabajo no impida el ejercicio del otro derecho, aunque aquí sigan medrando los políticos inescrupulosos y los litigadores contra el Estado. Si no hay caos, no habrá votos ni honorarios.

En lugar de rebajar la desproporción entre "la demasiada gente" y el espacio en que se desenvuelve, abrimos más la brecha entre el pequeño espacio privado habitable y el inmenso espacio público que "la demasiada gente" vuelve inhabitable. Lo habitable es cada día más caro y vive amenazado por el desplazamiento invasivo de lo inhabitable.

Las ciudades, que deberían haber llegado hace rato a sus límites, resulta que lo alargan: hacia la sabana y el valle, hacia los cerros y sus faldas, antes arboladas; hacia las periferias rurales; a lo largo, a lo ancho y a lo alto. Hace 40 años eran horizontales; ahora son verticales. Simbólicamente, nuestras ciudades no se acuestan; viven levantadas.

En Cartagena, por ejemplo, ya no se habla de Manga sino de Mangattan. La Boquilla será nostalgia por un antiguo corregimiento de pescadores, hoy asiento de grandes torres turísticas construidas en el frente de playa. El centro amurallado será hotel boutique y casona fantasmal. Se rellenan cuerpos de agua y no se mejoran las condiciones de los tugurios; se expulsa a sus habitantes hacia las periferias para que quede terreno urbanizable. Mientras, el caos de "la demasiada gente" empuja hacia el centro.

Nuestra vida urbana puede humanizar el modelo, que es usurero. Pero como no puede y al parecer no quiere detener el avance de la "barbarie" (de la pobreza y su caos), se aleja y se amuralla para protegerse. El déficit de vigilancia pública sigue dando origen al exceso de vigilancia privada. En lo local y en lo nacional, no se reducen o eliminan las causas del "caos"; nos defendemos de sus efectos. salypicante@gmail.com

Delincuencia y violencia

Creo que una cosa es la inseguridad y otra la descomposición social que se manifiesta en delincuencia y violencia.. ¡el problema se creció!Wed Sep 01 17:46:36 via web


LEER MAS: La Comuna 13, lecciones que nadie quiere aprender

Cantidades

Si sabes cuantas cervezas bebiste es que no bebiste las suficientesWed Sep 22 02:05:50 via Echofon

Actitud de goce

No creas en esas leyendas que hablan de niños que se mueren porque te hechas maicena, de iguanas en extinción porque te comes una sarta de huevos. No le metas tanta fichas al goce que solo son 28 en el domino y 100 en el siglo

Tatymorphita

17 de septiembre de 2010

Ermitaño en esta ciudad, apartado de la real sociedad, no conozco a ninguno de mis amigos virtuales; Se que ella es una niña recién horneada – acaba de titularse en algo de negocios y relaciones internacionales – que alquila, no vende ese insomnio fruto me imagino de estar estudiando hasta altas horas de la noche o comienzos de la madrugada.

Llego a twitter - @tatymorphita – y lo primero que hice cuando supe que me había tocado fue googlear su nick a ver que me sugería y nada. Google fallo y no conocí el significante de morphita que leo como morphita o morfita. Imagine lo de morza pero cuando vi sus fotos o pic que dicen deseche la idea.

Es una niña con los pies en la tierra, rumbera, que sabe pa donde va y llena de un romanticismo que quien sea el dedicante de toda sus canciones y textos es un man privilegiado porque cuando le dicen a uno: Intimidad es… Llenarme de ti. Nadie se va a patea bola o tirar taco. Te quedas.

Con un gusto musical ecléctico _ espero que esa palabra que me sonó bacana los defina – que va desde Daniel Santos hasta Sara Vaughan y una personalidad definida que no descarta la llegada de un príncipe galante que la conquiste como debe ser va por el mundo regalando sonrisas enmarcadas en esa cabellera teñida de sol. Feliz día.

Y como creo que te identificarías con ELOÍSA MARTÍN te dejo el link

Inseguridad

15 de septiembre de 2010

Es frecuente en Colombia que al asesinato lo anteceda, o lo siga, una campaña de desprestigio de la víctima.Sat Sep 11 15:28:41 via web

Arias Embajador

10 de septiembre de 2010

La embajada en Italia es como en Colombia La oficina de Envigado !Sat Sep 11 02:05:19 via TweetDeck

Bueno aunque no soy dado a apoyar estas causas pues considero que hay estamentos oficiales que deben de gestionar y ponerse las pilas para cuando llegue la época de inverno pues es sabido los inconvenientes que esta genera y además que mucho avivato se monta para siquiera salir en la foto, hoy, por recomendación de @icaudiovisual reproduzco los pormenores de la campaña denominada: ‘Dale la mano a Barranquilla’ y que intenta paliar las necesidades que el crudo invierno ha generado en nuestra comunidad.

¿Cómo ayudar?. Todos pueden colaborar donando alimentos tales como cereales, legumbres, aceite, enlatados y productos no perecederos. Además, colchones, ropa y pañales. Elementos de aseo personal; materiales de construcción como tejas, ladrillos, cemento y láminas; medicamentos como antibióticos y multivitamínicos. Quienes lo deseen podrán también donar dinero. Lo importante, como lo recalca la soberana, es que de alguna u otra manera cada quien contribuya con la causa.

MAS INFORMACION EN Yo doy mi mano

Estas son las personas honorables que elegiremos
y seguiremos eligiendo por siempre

Por eso hoy quiero darle las gracias a nuestro alcalde, Alejandro Char y a los que los mantienen en el curubito de las encuestas con una aceptación de mas del 90% de favorabilidad por ampliar los cinturones de miseria e inseguridad en nuestra ciudad, esa barranquilla que parece tener pocos dolientes, la mayoría vegetando en apartamentos climatizados sin respirar el entorno hoy de ese pasado que añoran.

Ya decíamos en post anteriores que ese silencio cómplice de los involucrados en la cuestión de la salud distrital, sindicalistas, médicos, directivos, cooperativas y demás no presagiaba nada nuevo.

El Hospital de Barranquilla desaparece y de esa debacle le sobrevivirán los pasos o caminos. O sea que la carga hospitalaria de este ente se reparte en los puestos de salud creados dejando a la ciudad sin el único Hospital de guerra con un nivel altísimo de atención que posee.

Esto conllevara a que se creen nuevos espacios de miedo; los transgresores de la ley ampliaran su radio de acción al no tener, mal que bien, esa talanquera que les demarcaba su mal vivir. Y al igual que el otrora dispensario, será su espacio invadido por bandidos con sus ventas de vicio y prostitución a cuestas creando un nuevo foco de peligro de los muchos con los que cuenta la ciudad.


Esto y el comprometer vigencias futuras de la ciudad para pagar obras privadas como la caída de las casas en Campo Alegre y oficiales como el mamarracho ese del puente de los agachados nos deja un futuro incierto. Y los que deberían de cuestionar estas ‘políticas’, los honorables concejales, que? muy bien y tu?

Y como siempre apenas termine su mandato se exiliar a gozar de las mieles de su pasado político en las playas de mayami dejándonos solo el pelero y los áulicos de siempre que harán un balance a su gestión y desde sus acuarios dirán que todo bien.

Y nosotros, mamando, sin poderlo insultar como se merece pues dicen que su madre fue una santa. 

*Video tomado de aquí

El periódico El Heraldo publica un informe acerca de la inseguridad en la ciudad de Barranquilla y el plan de choque que presenta la policía a la comunidad para contrarrestar esta problemática: el policía del cuadrante.

Pero antes aclaremos varias cosas:

- Es mentira que los robos a personas hayan bajado según el informe citado.

- La percepción de inseguridad se mantiene y cada día aumenta.

- La policía no contara nunca con el apoyo de la comunidad pues es vox populi el enmarconamiento de algunos agentes con bandas delictivas; es mas, el hecho de denunciar no surte efecto y queda uno con la ‘culebra’ pues de manera inmediata las bandas saben quienes los ‘sapearon’

- Pueden haber invertido la cantidad que quieran pero vaya y llame usted al numero de emergencias a ver si le contestan y si acaso lo hacen espérelos sentado pues nunca llegan. 

Pero aja, tengamos esperanzas a ver que pasa con este otro embeleco que al igual que el policía de la manzana no lograra bajar nada. He aquí una infografía tomada del periódico citado a ver si logramos entender eso del policía del cuadrante, que no se o se convierta en policías buscando cuadre 

vigicomu 

Ni chicha ni limoná

3 de septiembre de 2010

A La gente que le escucho decir cosas como "nomás critican pero no aportan" es gente que no hace ni una cosa ni la otra, lo cual es mucho peor.Thu Sep 02 05:25:45 via Twitter for BlackBerry®