Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Escribiendo el post sobre el Bicentenario me encontré con esta perla publicada en el periódico El Heraldo. Decidí que sirviera de introito ilustrando lo que nos espera en esta fiesta traída de los cabellos y que a la larga terminaran gozándose unos cuantos.

Ojalá el Bicentenario no sea igual...
De no ser por el tremendo festejo que hubo por la noche en Siete Bocas (?), la celebración por los 199 años de Barranquilla hubiera pasado sin pena ni gloria: la programación anunciada por el Distrito resultó ser bastante floja y desorganizada. Tanto, que obligó a uno que otro reclamo del consejero para la Seguridad, Guillermo Polo, a la consejera para el Bicentenario, Diana Acosta. Esta, a su vez, culpó a la Oficina de Comunicaciones, que dirige Manuel Alzamora, de haberle cambiado la agenda. Como quien dice, Tongo le dio a Borondongo, y Borondongo le dio a Bernabé...

El palique de la plaza - abril 9 de 2012

Bicentenario, palabra solemne para marcar periodos específicos cumplidos y que de una u otra manera han dejado marca en la humanidad, bicentenario de la Revolución Francesa, bicentenario de la independencia de Cartagena y así.

Hoy se nos ha dado por denominar solemnemente bicentenario los 200
años de ser erigida en VILLA nuestra ciudad de Barranquilla. 200 años
de un acto protocolario y nada mas pero como eso mueve las registradoras, mueve los presupuestos, mueve el good will de administradores, políticos y politiqueros, bienvenidos al bicentenario.

Y al igual que el carnaval, que en su momento fue visto como merienda
de negros y que al buscarle la comba al palo se dieron cuenta que
manaba dinero a raudales y no había necesidad de irse pa gozárselo, el bicentenario hace que muchos aterricen a ver que hay en esta nueva teta que le salió a la ubre distrital.

Que la Reina del Bicentenario, la alcaldesa del bicentenario, el concejo del bicentenario, el congresista del bicentenario, la generación del bicentenario, la canción del bicentenario - los colores de abril? -, la estatua del bicentenario - no se empute viejo Yino - el arroz'e lisa del bicentenario, el asalto del bicentenario, los faroles del bicentenario, la cerveza del bicentenario, el presupuesto pal bicentenario y así.

Porque, saben ustedes, que más allá de toda esa parafernalia la ciudad
tiene necesidades, necesidades que se podrían suplir con todo ese presupuesto a despilfarrar y que serian una bonita manera de regalarle algo a Barranquilla sin tanta alharaca. Pero no, dirán que pa eso están los entes específicos, que no se puede mezclar una cosa con otra, que las necesidades de ciudad se discuten en su momento en el concejo o se proponen, que patatin, que patatan pero que esta fiesta bicentenaria nadie nos la embolata.

bicentenario
1. m. Día o año en que se cumplen dos siglos del nacimiento o muerte de una persona ilustre o de un suceso famoso.
2. m. Fiestas que alguna vez se celebran por dichos motivos.
3. m. Fiesta que se celebra de 200 en 200 años.

1 Comentarios :

Ruben dijo...

Estoy de acuerdo contigo en vez de despilfarrar tanto dinero en una celebracion deberian preocuparse mas por darle una mejor calidad de vida a sus habitantes

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales serán borrados sin piedad.

Artículos relacionados:


 Subscribe in a reader