Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Amistad caribe

17 de octubre de 2008

RBL me ha hecho llegar estos apuntes  del señor Elíseo Cardona consignados en su blog. Es la manera como nos ven desde la otra orilla, desde el otro y tratan de entendernos. Por el interés  se publican.

Mis amigos colombianos me lo habían advertido: la gente de Barranquilla es dada a la amistad inmediata. Yo lo comprobé sin haber pisado tierra barranquillera, porque poco después de despegar el avión de Miami había entrado en conversación con tres barranquilleros de verbo jodedor y genuina amabilidad. Sin conocerme a fondo, cada uno por su lado me ofreció casa, comida y tiempo. Es la amistad caribe que convierte a los barranquilleros en una tribu de la informalidad en Colombia.

¿De dónde les viene? No lo sé. Me cuentan algunos observadores que en Barranquilla se cultiva esta relación de confianza por su condición de zona endemoniadamente calurosa y húmeda. El trópico da permiso para desatender todo protocolo. Yo sospecho que los barranquilleros lo hacen también para poner distancia con la solemnidad de los bogotanos. Lo que convierte a la ciudad en un país dentro de otro país. Nadie como los barranquilleros para sentirse orgullosos de ser colombianos "de otra manera".

En efecto, Barranquilla no mira tanto hacia Bogotá, Medellín o Cali como hacia el Caribe. Tanto el intelectual como el taxista, el vendedor de periódicos como el abogado, nos hablan de una zona que existe como imaginario pero también como certeza. Difiero. Acaso la dureza que se gana viviendo en Estados Unidos me ha enseñado a apreciar con sospecha todo tipo de confraternidad. Para mí el Caribe sólo existe en teoría y en alguna que otra literatura con encanto. Pero esos tres barranquilleros del avión me permitieron aprender enseguida que hay una amistad caribe que permite creer que todo es posible. © Elíseo Cardona

Leer mas
¿Es realmente Barranquilla una ciudad salsera?
Inventario del Barranquijazz 2008
La cultura urbana se monta en bus
La neo mojigatería de doña Lola
Relato de un atraco
Usiacurí, el pueblo durmiente

1 Comentarios :

gerente dijo...

es cierto, lo que dice el artículo es la purita verdad, esos barranquilleros no "locales"

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales serán borrados sin piedad.

Artículos relacionados:


 Subscribe in a reader