Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Bueno para dejar tanta alharaca de lado y no volver a lo mismo aquí esta la verdadera historia  de la ladera gallega y sus constructores desalmados. De aquí en adelante se debe definir son las fechas de reubicación y/o indemnización. No hay de otra.

CAMPO ALEGRE: PROTAGONISTAS E HISTORIA DE UN DESASTRE ANUNCIADO. Por: Adlai Stevenson Samper

Desde 1916 se mencionan en la prensa local los movimientos en las laderas occidentales de Barranquilla. La extensa zona se había mantenido alejada de los urbanizadores porque la ciudad hasta finales del siglo XX contaba con terrenos aptos y a nadie le interesaba construir, desde una perspectiva técnica geológica, en arcillas salinas expansivas. Recordemos que el primer gran asentamiento en una parte de estas laderas fue a través de la invasión de afrodescendientes en 1962 en los barrios La Manga y Nueva Colombia.

Uno de los ejes de urbanización de la empresa Parrish y Cia fue la carrera 38 después de la calle 76. A inicios de la década de los setenta le compran a los chinos las granjas de verduras contiguas al Colegio Americano y allí construyen la urbanización Las Mercedes, que en uno de sus linderos, en la zona del parque, llega justo hasta una de las laderas erosivas. Después se uniría con la última urbanización ubicada en la loma: La Florida. Desde allí se iniciaba la bajada de la ladera hacia Juan Mina.

En esa zona quedaba una especie de denso matorral cruzado por arroyos llamado Selva Verde que fue tomado, a mediado de la década de los setenta, como basurero publico. Allí, en 1976, fue construida la urbanización Las Terrazas mediante financiación del Banco Central Hipotecario, previa autorización de Planeación Nacional. En 1978 se cayeron 30 casas con el natural terror de los vecinos del barrio. Para 1981 se produjo, ante otra sucesiva oleada de derrumbes, una desbandada de sus aterrorizados moradores. El Banco Central Hipotecario se negó inicialmente a aceptar su responsabilidad en el entuerto, pero ante presiones generales terminó reubicándolos o devolviendo el dinero invertido.

En esa misma época, segunda mitad de la década de los setenta, otra empresa urbanizadora construye el barrio Los Nogales para el estrato socio económico medio alto. Ante el escándalo público suscitado por el barrio Las Terrazas, la empresa envía comunicados de prensa “garantizando la estabilidad de los suelos y de las construcciones”. Parrish y Cia no se queda atrás en sus afanes de plusvalía urbana y en 1977 compra los predios en donde construirá el barrio Campo Alegre. En realidad se trata de las mismas laderas del barrio Las Terrazas, divididas por la carrera 38. El aporte sustantivo de la intervención fue el cambio de nombre. En 1981 el barrio comenzó a ser urbanizado, sobre todo en las estables partes bajas cercanas a la vía Circunvalar. Sin embargo, en 1985 el denominado Tobogán (calle 84b) recién construido, se había desbaratado como galleta mojada a consecuencia del movimiento de arcillas expansivas y la permanente escorrentía de aguas. En 1987, por procesos de inestabilidad, se afectan 150 viviendas.

En el año 1997 ocurren dos importantes hechos en la historia no tan feliz de Campo Alegre. Por un lado un informe de la entidad estatal Ingeominas determinaba la absoluta inconsistencia del suelo para efectos de desarrollos urbanos por la presencia constante de “colusivos de deslizamientos” -flujos de arcillas- y, por otro, se expidió la ley 388 de Reforma Urbana que obligaba a los entes territoriales municipales y distritales; bajo pena de sanciones presupuestales, a que expidieran de forma concertada en el plazo máximo de tres años el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).


CARRERA CONTRA EL PLAZO

A sabiendas que durante el tramite de concertación del POT saldrían los problemas de inestabilidad del terreno del barrio Campo Alegre y que se les aplicaría la correspondiente restricción para construcción, la empresa urbanizadora Parrish desarrolló un agresivo plan de loteo y ventas. En el año 1999 la Curaduría Urbana expide la resolución 190 para reloteo de tres inmuebles de matricula inmobiliaria 040-5395555, 040-283141 y 040-225850 que corresponden a 180 lotes localizados entre las carreras 41B y 41F , y entre la carrera 38 y la calle 84; que corresponden a la zona cercana al antiguo barrio Las Terrazas y donde se construyo el conjunto residencial Carson Mirador y Puertas del Caribe, ambos derrumbados desde el año 2005. Era una zona de alto riesgo para construcción como lo demuestra la experiencia histórica y los estudios geológicos de campo. Un funcionario de la Oficina de Atención de Desastres fue uno de los promotores de la venta de algunos de esos lotes.

Entre el año 2001 y 2002 Parrish nuevamente obtuvo licencia de urbanismo en proyectos de reloteo en Campo Alegre. Una enorme prisa, pues en el año 2000, siendo Alcalde de Barranquilla Bernardo Hoyos y su Secretaria de Planeación Cecilia Páez, se expide el Plan de Ordenamiento Territorial a través del decreto 0154. Allí, como se esperaba, se aplican restricciones de construcción en las laderas de Campo Alegre.

COMIENZAN LOS MOVIMIENTOS

En el año 2002 el gobierno nacional impulsó su política de subsidios a la vivienda de interés social. Los constructores locales necesitaban terrenos baratos, atractivos, para los estratos medios de la población recipiendarios de estos subsidios estatales. Los únicos desarrollos posibles en el espacio de Barranquilla en ese momento histórico era la zona de Villa Carolina, denominada Springfield, pero con problemas de cercanías a barrios marginales y contaminación industrial. El otro posible desarrollo eran las inestables laderas de Campo Alegre, cerca de barrios medios altos con calidad de vida como Los Nogales y Ciudad Jardín. Pero había que levantar de cualquier modo la restricción de construcción.

Así que en la Alcaldía de Humberto Caiffa empiezan a moverse las fichas de modificaciones ilegales al Plan de Ordenamiento Territorial. Ilegales, pues para estos cambios la misma ley 388 de 1997 en sus artículos 24 y 25 explica que debe ser formulado en proceso múltiple de concertación social y en ningún caso por decisiones unilaterales. En el año 2002 el Alcalde modifica usos del suelo para casos puntuales de Villa Andalucía, Villa Carolina y cambia el uso institucional del suelo en la zona del antiguo Colegio Alemán para convertirlo mágicamente en múltiple, permitiendo la construcción del actual Almacén Éxito. En los tres casos, la Alcaldía reitera que su decisión no implica transgresión a las normas del Plan de Ordenamiento Territorial. Pero la práctica urbana lo hizo.

En Villa Carolina unifica el uso del suelo en R4, que significa residencial estrato medio con alcobas de 25 metros cuadrados . Unifica, porque una parte de este sector estaba en R5, que tiene alcobas de 35 metros cuadrados y escapa a la definición de estrato medio. Por lo tanto no servía a los planes de vivienda de interés social. Lo que hace la urbanizadora Urvisa en la práctica es colocar estos lotes como aptos para la construcción de este tipo de vivienda. En plata blanca, los estaba ofreciendo en el año 2002 para la inversión de los constructores en el ramo de vivienda de interés social.

En ese mismo año 2002, Carmen Martín Bacci, Secretaría de Planeación, modifica ilegalmente el POT y a través de la misteriosa resolución 046 modifico los usos del suelo de las laderas convirtiéndolos en urbanizables. Lo curioso de esa resolución es que no apareció registrada en la Gaceta Distrital como ordena la ley. En la oficina de archivos de la Alcaldía tampoco la conocen. Y la única resolución que hay con ese número ese año, es un encargo transitorio del alcalde que se ausentaba temporalmente. De todos modos, en un proceso instaurado en el Juzgado 11 Administrativo contra los constructores del conjunto residencial Puertas del Caribe, parece que hay una copia de la celebre Resolución 046. Carmen Martín Bacci, en el año 2005, sostuvo públicamente “que no recuerda haber firmado ese decreto”. El periodista trato de entablar comunicación con la ex funcionaria que ahora reside en España, pero no obtuvo respuesta. Tampoco del ex Alcalde Humberto Caiffa. A ellos se les enviaron dos preguntas:

  1. ¿En que hechos o condiciones específicas se cambió en el POT el uso del suelo en las laderas de Campo Alegre convirtiéndolas en urbanizables?
  2. ¿El trámite para esta modificación consignada en la resolución 046 del 2002 siguió los lineamientos de trámite descritos en los artículos 24 y 25 de la ley 388 de 1997, o, por el contrario, la Alcaldía diseño un procedimiento especial?

UNAS CONSTRUCCIONES CON PIES DE BARRO

Desde que los edificios construidos en las laderas fueron entregados a sus moradores, comenzaron los problemas. En el Miraflores, construido por Metrópolis, del Ingeniero Antonio Domínguez, aparecieron fisuras en los techos. El edificio se hundió perceptiblemente apareciendo grietas en las paredes esquineras, las baldosas se partían y despegaban y no era raro que más tardaba en corregirse un daño que a la vuelta de una semana reapareciera con mayor ímpetu. En la urbanización de Constructora Marval, rellenada en una de las esquinas de la ladera, las casas se rajaban y en la práctica se volvieron inhabitables. Pero quizás los peores casos son los de la constructora Alejandro Char y Cia, en Altos del Campo y Ciudad del Sol; dos conjuntos residenciales que han impetrado tutelas falladas en contra del promotor de la obra. Se han caído paredes de los parqueaderos, se rajan las paredes de los edificios, se hunden los pisos, se oyen ríos subterráneos-nada extraño dado que el nivel freático se encuentra apenas a un metro de profundidad-, los cerramientos se doblan como árboles a merced del viento, lo cual, a la larga, ha producido una huida masiva de sus inquilinos. Como hecho curioso, el ingeniero que construyó los filtros subterráneos ante los problemas presentados fue Gustavo Martín Bacci.

En el año 2006 se realizan dos importantes estudios sobre la composición del suelo de Campo Alegre acogidos por la Corte Constitucional en su estudio de fallo de las tutelas impetradas contra la constructora Alejandro Char. El de Ingeominas reitera los problemas evidentes de inestabilidad del barrio y formula recomendaciones; entre ellas, la de no construir mas en esa zona y de aplicar un surtido de drenajes. Incluye en las zonas de riesgo a los barrios Campo Alegre, Las Terrazas, Colinas Campestre, El Silencio, Carlos Meisel, San Felipe, Mequejo, Bajo Valle, Miramar y Cuchilla de Villate. El otro estudio fue el de la empresa Geotecnología y sus conclusiones son verdaderamente dramáticas. Sostiene que las arcillas expansivas llevaran a Campo Alegre a las siguientes eventualidades: La afectación progresiva de las construcciones, colapso probable de obras y deterioro general de infraestructura y, lo más grave; la posibilidad de pérdidas humanas si ocurren procesos rápidos de deterioro y sobreviene un súbito colapso. Como situación de resaltar el horizonte de predicciones de este estudio realizado en el 2006 en dónde sostiene profético que “en los próximos años deben esperarse los siguiente efectos: la calle 84B El Tobogán, se bloqueara y desaparecerá por los deslizamientos; igual las construcciones ubicadas en el área colindante a Ciudad Jardín; las zonas adyacentes al Tobogán se involucraran en los deslizamientos”. Todos estos hechos ocurrieron en el 2010. Como situación ambigua y curiosa, una alto funcionario de la Oficina Distrital de Prevención y Desastres estuvo en las varias de las negociaciones de lotes en Campo Alegre. Ahora, en el otro lado, le toca arreglar el entuerto!

Todavía la urbanizadora Parrish y los constructores involucrados en la crónica de un derrumbe anunciado siguen ofreciendo disculpas con la ingenua excusa que no conocían el terreno e hicieron juiciosos estudios de suelos, que a la vista del actual panorama de desastre público que ofrece el barrio, fueron sin ninguna duda, hechos a la medida. Cada vez es mas evidente que eran conocedores de los riesgos que afrontaban construyendo allí y que su afán de lucro fue el detonante para engañar a centenares de familias que hoy sufren las consecuencias de convivir con el peligro de una súbita avalancha. Ninguno quiere reconocer su responsabilidad social, ética y económica en esta debacle anunciada.

15 Comentarios :

Administrador dijo...

Soy el autor de la pagina www.BarrioCampoAlegre.com y del blog www.BarrioCampoAlegre.org. Me gustaria me autorizaras a publicar un resumen de tu articulo en mi pagina. A cambio puedo incluir un link a tu blog y obviamente darte los creditos del articulo. Puedes contactarme al correo info@barriocampoalegre.com e info@barriocampoalegre.org

Anónimo dijo...

Soy habitante del barrio Campo alegre exactamente sector 6 como lo tiene denominado la oficina de prevención y desastre, es lamentable ver como esta la urbanización, parece que hubiera paso una guerra, da mucha tristeza , ojala alguien publicara el ultimo informe de ingeominas sobre estas laderas, pues el distrito se niega a sacarnos de la zona de desastre

Anónimo dijo...

buenas tardes, quisiera que me ilustraran al respecto. Estoy a punto de comprar un apartamento en Parque 100 ,ubicado en calle 100 Nro,42f -100,mi pregunta es que si estos terrenos tambien se encuentran en zona de riesgo, osea, que si han sido construidos sobre ARCILLAS SALINAS EXPANSIVAS? gracias

Juancho

Anónimo dijo...

si leiste el artículo sabra que miramar también es zona no habitable

Anónimo dijo...

si leíste el artículo habla de muchos barrios de barranquilla: Colinas Campestre, El Silencio, Carlos Meisel, San Felipe, Mequejo, Bajo Valle, Miramar y Cuchilla de Villate.

La mayoría barrios que tienen mucho tiempo y no han presentado problemas. La zona de miramar tiene aproximadamente 7 años de construída y no está presentando inconvenientes

Anónimo dijo...

buenas, quiero saber si las casas ubicadas en carrera 34 Nro,103 las estrellas,son terrenos que se encuentran en zona de riesgo, osea, que si han sido construidos sobre ARCILLAS SALINAS EXPANSIVAS? gracias

Anónimo dijo...

Hello, Neat post. There's an issue with your web site in internet explorer, could check this? IE nonetheless is the marketplace chief and a large portion of other folks will miss your magnificent writing because of this problem.

Visit my site cellulite treatment

Luis Felipe Navas Cohen dijo...

Buenas, este post ya es un poco viejo pero quisiera saber si las zonas de Miramar como el edificio parque 100 esta actualmente (año 2013) en zona de riesgo y si se conocen casos de derrumbes o rajas en los apartamentos, por que estoy viendo muchos apartamentos baratos en ese edificio. gracias.

Luis Felipe Navas Cohen dijo...

Buenas, este post ya es un poco viejo pero quisiera saber si las zonas de Miramar como el edificio parque 100 esta actualmente (año 2013) en zona de riesgo y si se conocen casos de derrumbes o rajas en los apartamentos, por que estoy viendo muchos apartamentos baratos en ese edificio. gracias.

Anónimo dijo...

Hola!! Me interesa haber la situación actual de colina campestre ... Resulta que me han ofrecido un apto muy económico ahora veo la verdadera razón de su precio mas sin embargo quiero saber que ha pasado actualmente 2014. Gracias

JPM dijo...

Buenas noches.
Vivo en Parque 100 y aunque es cierto que se halla en las laderas de Barranquilla aqui mencionadas, puedo dar fe que en el tiempo que llevo viviendo aca (7 años) mi apartamento no presenta problemas. Lo que si es cierto es que en la zona se construyeron taludes para estabilizacion de terreno y adicionalmente hubo un incremento importante en la valorizacion del sector lo cual obedece al aumento en la confianza del sector.

EL PATRON dijo...

Hola

Unknown dijo...

buscando información me encontré con este blog, y quería comentar que vivo hace 11 años en parque 100, los edif sii tienen problema la torre 3 se deslizo el piso de la entrada a la torre se agrieto y esta levantado tiene una pequeña barriguita. los muros de cerramientos del conjunto presentan quiebra y cada año se van separando mas, lo mismo la placa de concreto de la salida del conjunto, asi como la garita de vigilancia. siii presenta fallas la zona, lo mismo el edificio Barcelona.

Anónimo dijo...

Vivo en Colina Campestre hay un grupo de personas que nos tienen asustados con que esto se va a caer y nuestro patrimonio lo perderemos. Luego estas mismas personas que consiguieron no seguir pagando los créditos hipotecarios alquilan sus apartamentos recibiendo un pago entre 700.000 y 800.000 mil pesos mensuales y se van del conjunto. La verdad no veo prosperidad si no abandono total pues no lo hacen mantenimiento. No hay sentido de pertenencia.

Anónimo dijo...

Ya han pasado años a este comentario pero no deja de ser cierto que todo lo que aqui se dijo sucedió, lo malo es que existen inmobiliarias y corredores inmobiliarios que estan ofreciendo esos inmuebles a personas que desconocen esta problematica lo que ocasiona que se esten dando estafas premeditadas por falta de escrupulos en unos y falta d einformación en otros.

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales serán borrados sin piedad.

Artículos relacionados:


 Subscribe in a reader