Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Ciudad gourmet

24 de julio de 2010

La ciudad siempre ha generado espacios de comida rápida que llaman ahora, antes se conocían como mesas de fritos, que tenían sus puntos específicos. Cuentan que ahí en el Teatro Granada – Calle Murillo con la Carrera 35 – habían varias de estas mesas siendo la mas afamada la de Sabina, su mondongo era súper.

Así como ella, en el barrio Chiquinquira, otrora parte de la elite de la ciudad, vivió por mucho tiempo el Negro Adán, que detrás de una paila hirviente repleta de chicharrones creo un imperio de goce, mamagallismo y comida. Afamado por sus chuletas y chicharrones su negocio se expandió con la venta de licores y chistes de grueso calibre con que amenizaba las mesas que solicitaban su presencia.

Y en toda la vuelta que da la calle Caldas (calle 38) para empalmar con la Calle de las Flores (calle 39) y la carrera 30 tuvo su restaurante un personaje conocido como Eduarda; Era un mariconzon con buena sazón que sacio el apetito a la barranquilla de entonces. Su plato estrella era Espaguetis con Gallina, Plato que hoy suena a perrata pero era que en esa época no vendían pollos y menos congelados y menos en las esquinas, así que para poderte comer un ave de estas tenias dos opciones o comprarla viva y matarla en el patio de tu casa o ir donde Eduarda y listo.

En pleno auge del cine en la ciudad, la puerta de los teatros se convirtieron en verdaderos emporios de comida. Ahí en a puerta del Teatro Dorado podías degustar cualquier cosa que se te antojara mientras que en las afueras del Teatro Tropical la venta de vísceras, bofe seco y asado, chinchurrias, hígados encebollados y pajarilla competía con las caribañolas y empanadas. Cocteles de mariscos y chichas pues los jugos solo se implementaron cuando alguien se atrevió a llevar un toma hasta su puesto y encender una licuadora. Porque los batidos se degustaban únicamente en las refresquerías del centro.

Hoy, la ciudad esta plagada de sitios de moda que nacen y desaparecen según los caprichos de su clientela; pocos son los que se mantienen quizás debido a su exclusividad que permite una privacidad que no la dan sitios mas in.  Narcobollo, La Tiendecita, Los Amigos, Mario Bross, De Todo, pelean su simplicidad con otros de menús mas elaborados como El Corral del Marisco, Fogón Marino, La Parrilla Libanesa, etc.

Aja, y cual es tu preferido?

@Aretino No.1 Pan de bono de la panadería 20 de Julio. Wed Jun 16 02:11:03 via web

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales serán borrados sin piedad.

Artículos relacionados:


 Subscribe in a reader