Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Barranquilla, el paraíso perdido

7 de mayo de 2011

Últimamente pululan en nuestro medio una cantidad de encuestas que nos muestran como los mas felices del mundo, los mas optimistas, la octava maravilla, los ‘la gaver’ del caribe y sus alrededores. El resto, de ese limite trazado por Gallup, habitan los seres oscuros, los tristes, los pesimistas que solo desean y quieren meterle el palo a la rueda del futuro de esta ciudad pujante.

Bueno, pero aquí todos tiene derecho a opinar, el problema es lo que dicen y como es interpretado y por lo que veo los resultados de estas encuestas contratadas por la Alcaldía para medirnos el aceite en cuestiones de aceptabilidad de administraciones, futuros candidatos impuestos, problemas sociales no resueltos, dejan mucho que desear y trastocan de alguna manera nuestro imaginario.

Según ellos al ‘barranquillero’ parece no importarle - después que se vista con su camiseta rayada de rojiblanco, tenga una sin igual y siempre igual en la mano bien fría y se destornille de la risa con los comediantes esos que reflejan nuestra idiosincrasia - que media ciudad se esté cayendo, la inseguridad los agobie, los servicios públicos los ahoguen y no haya planificación para un mañana digno; él es el ser más optimista del planeta, el más feliz #pajodelos   

El sociólogo Édgar Rey Sinning plantea que el optimismo Caribe se refleja en los barranquilleros porque siempre tienden a convertir las desgracias en oportunidades para vivir mejor e incluso para festejar. “Para mí -sostiene-, tiene que ver con una postura sobre la vida, nosotros vemos la vida con los colores del Caribe, del sol, del mar, de la misma montaña. Por ejemplo muchos costeños no pensamos que el mundo se va a acabar como dicen algunas religiones, el mundo se acaba para el que se muere”.

Si el supuesto optimismo barranquillero se debe a la naturaleza caribe, ¿Qué pasa en el resto de la costa?, ¿A ellos nos los baña el mar?Sat May 07 14:20:17 via TweetDeck

Volvieron a darnos por donde mas nos gusta, por nuestro orgullo, porque “no hay tal optimismo barranquillero, lo que hay es un orgullo desmedido por la condición de haber nacido en esta ciudad” y nos ponemos jopones, empezamos a caminar con un caminadito de ya te digo, caminamos, después de leer estas encuestas, como bailamos.

Y seguimos cogiéndola suave cuadro muy a pesar que el backing que nos sirve de escenografía hace rato esta desteñido, roto a jirones y  sin ese lustre de otras épocas. Y como dice @Radiotorrenegra #yaestaclaro

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales serán borrados sin piedad.

Artículos relacionados:


 Subscribe in a reader