Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

A pleno sol

14 de febrero de 2010

Llegaron de noche. Sembraron de bengalas el terreno y empezaron a levantar las barricadas que al día siguiente dividiría la ciudad en dos. Eran kilómetros y kilómetros de espacios metálicos cerrados a la vista de todos. Solo había que esperar a que llegaran quienes los iban a ocupar para que todo estuviera consumado.

Con la luz del sol una larga fila de seres uniformados entraban pacientemente a la que seria su prisión. No renegaban, no protestaban,  entraban y dóciles ocupaban sus puestos. El sol era inclemente pero a ellos no les importaba. Fijaron su vista hacia el frente, donde una larga manga de concreto hervía. Todos estaban a la espera.

Cuando los acordes de una música lejana retumbaban cerca a su corazón entendieron que el momento había llegado. Todos al mismo tiempo se levantaron para no sentare jamás. El Carnaval había llegado.

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales serán borrados sin piedad.

Artículos relacionados:


 Subscribe in a reader