Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

A propósito de vinos y rones

12 de septiembre de 2007
En estos tiempos de apertura de mercados y globalización las economías locales buscan desesperadamente ampliar sus ofertas. Otras, las de afuera, llegan a nuestros países en desarrollo descrestando con su snobismo. Y de la mano de estas últimas nos ha llegado el vino, a esa cultura enolica que rige los horarios en el Viejo Mundo intentando transformar nuestra cotidianidad.

Pero, ¿Qué es el vino? Puedes hacer clic e ir a la wikipedia o intentar definirlo. Intentemos lo segundo. El vino es un fermento de frutas – en este caso la uva – que de acuerdo a los procesos, cantidad de azucares y demás nos dará una bebida decente. El vino ha sido usado desde tiempos inmemoriales por los europeos y ampliado sus fronteras gracias a sus conquistas.

Retomando el hilo, decíamos que llego para quedarse, pero llego revestido de un aura de misterio, de sociedad secreta, de clase, de alcurnia y demás, aspectos directamente proporcionales al precio de la botella.

¿Pero, como hemos sobrevivido por mucho tiempo nosotros degustando un bocachico en cabrito, un buen mote de ñame, un mute de mondongo, una sobrebarriga a la criolla o un suculento arroz’elisa con un buen vaso de panela con limón, agua de coco helada o simplemente agua sin perder clase o pedigrí? O es que somos menos personas si una botella de vino no hace presencia en nuestra mesa.

Por eso, gloria eterna a esos aborígenes que dieron su vida en los trapiches donde la melaza alimentada de sol se evaporaba en alambiques y luego condensaba para parir el ron.

Ron que nos alegra la vida, Ron para en rondas gozar. Rones que demarcan fronteras en el Caribe. Nuestro querido Ron Blanco, El cubano Ron Bacardi, El Señor Q en Puerto rico, Ron Legendario, Ron siglo de Oro, los de Jamaica, de Santo domingo, el Cacique de Venezuela – sin insinuaciones políticas por favor – y muchos mas que apareados con un buen habano y en ritmo de clave nos hacen creer que el paraíso existe.

3 Comentarios :

Iki dijo...

Pistas...

WENDY dijo...

EXTRA EXTRA EXTRA EXTRA EXTRA: http://www.lacoctelera.com/wendy/post/2007/09/13/mi-amigo-blogger-secreto-5-#c2415987

COSTENNITA dijo...

Me inclino por los vinos!aw

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también no insultar ni usar palabrotas, respeta a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, burdamente promocionales, ofensivos o ilegales serán borrados sin piedad.

Artículos relacionados:


 Subscribe in a reader